Qué es un imbornal

Los imbornales son elementos que vemos habitualmente instalados en la calzada y, aunque pasan desapercibidos, su función resulta de gran importancia para el control del agua de riada en las ciudades. Para cualquier problema de atascos en tus tuberías puedes acudir a Ovical, tu empresa de desatascos de confianza en Sevilla.

 

¿Qué es y para qué sirve un imbornal?

Si acudimos a la Real Academia Española de la Lengua, sabremos que un imbornal es un “boca o agujero por donde se vacía el agua de lluvia de los terrados”. Su función resulta bastante clara acudiendo a esta definición y, dado que se trata de un sistema que vemos habitualmente al salir de casa, no resulta difícil adivinar de qué se trata.

Esta abertura se suele colocar en la calzada, normalmente debajo del bordillo de la acera, y sirve para evacuar el agua de lluvia o de riego. Su disposición cambia en el caso de calzadas con pendiente transversal hacia las aceras, donde se suelen colocar junto al bordillo.

 

Partes de un imbornal

Pese a diseño aparentemente sencillo, los imbornales constan de varias partes a tener en cuenta según el estado de la calzada o lugar donde pretendan ser instalados. Así pues, constan de diferentes partes:

  1. Un elemento de recogida de las aguas pluviales. Este elemento consiste en una arqueta con abertura superior que permite la entrada de las aguas de escorrentía. Este “pozo de recogida” puede tener arenero o no y puede fabricarse in situ o encontrarlo prefabricado.
  2. Una parrilla. De las podemos encontrarlas con fundición dúctil, que no es más que una propiedad mecánica que permite elasticidad en su fabricación, o nodular y abatibles (con bisagra hacia la acera).
  3. Un albañal. Se trata de un elemento con forma de tubo que une el imbornal con la red de saneamiento.
  4. Sistema de entronque. Puede variar su forma y número y se realiza a través de un pozo o arqueta de registro. Excepcionalmente, en redes con gran densidad de imbornales, podremos conectarlos por parejas para minimizar el número de conexiones.

Por lo general, los imbornales se fabrican con hormigón tipo H-25 en los elementos prefabricados, que se complementa con el H-20 para el hormigón colocado “in situ” de las tapas, rejillas y sus marcos. Puede haber variantes al respecto.

 

Tipos de imbornales

Cuando hablamos de imbornales nos referimos a aquellos desagües que se encuentran justo debajo del bordillo de las aceras. Su objetivo es filtrar el agua que proviene de la lluvia, nieve o riego por medio de la alcantarilla. Como norma general su estructura es la siguiente:

  1. De rejilla o de cuneta. Se trata de un imbornal con barras lo suficientemente largas para que el agua pueda caer en la abertura sin chocar con el borde del emparrillado de aguas abajo.
  2. De buzón o de bordillo. Este imbornal se sitúa en el final de la calzada y principio de la carretera y aprovecha esta altura para general una apertura perpendicular a la superficie de la calzada.
  3. Tipo Mixto rejilla-buzón: combina el canal con una reja interceptora.

 

¿En qué se diferencia un imbornal de un sumidero?

En muchos casos, las palabras imbornal y sumidero se usan indistintamente, sin embargo, debemos matizar su definición. Si bien ambos sirven como sistema de drenaje para drenar el agua de lluvia, los sumideros suelen tener entradas verticales.

De hecho, se considera que un imbornal es, en sí, un tipo de sumidero. La principal diferencia es que los sumideros se instalan de forma que la entrada del agua sea en sentido sensiblemente vertical, que es por donde se recoge el agua de escorrentía de la calzada o cualquier lugar donde pueda ser instalado.

 

Confía en Ovical, tu empresa de desatascos de confianza

Como hemos visto, un imbornal es un elemento de gran importancia para la red de saneamiento que, en síntesis, recoge las aguas pluviales para introducirlas en la red general de alcantarillado. Si buscas una empresa sevillana de confianza, con más de 25 años de experiencia en el sector, confía en Ovical.

Nos dedicamos a los desatascos en Sevilla de redes de saneamiento, rehabilitación de tuberías y control de plagas; siguiendo los más rigurosos cánones de seguridad y limpieza. En Ovical te ofrecemos un servicio de Desatasco Urgente 24 horas para resolver cualquier imprevisto en el momento en el que surja.

Puedes solicitar nuestros servicios a cualquier hora del día, los 365 días del año en:

Tel.: 954 406 635 – M.: 619 042 812

¡Llámenos para un servicio de total confianza!

¿Qué es un imbornal?
Etiquetado como:                 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 5 =