importancia alcantarillado

El Alcantarillado

Todos estamos acostumbrados a vivir en pueblos y ciudades con una serie de servicios ya creados, que nos hemos encontrado y de los que disfrutamos, muchas veces, sin ser conscientes de ello.

Actualmente, es difícil escuchar aquello del “agua va” y es gracias a que nuestros sistemas de alcantarillado nos permiten evacuar las aguas negras y las de lluvia de una manera limpia y rápida.

Las redes de alcantarillado de una población evitan la inundación en caso de lluvia de locales, viviendas, fábricas, etc. Además, desde el punto de vista sanitario, son las encargadas de hacer desaparecer las aguas negras, es decir, los desechos originados por la actividad de la población del lugar además de por la lluvia. En la composición de estas aguas se encuentran sólidos orgánicos disueltos y suspendidos que se pueden pudrir. También conllevan microorganismos y bacterias que aceleran el proceso de descomposición.

Aumento de la población y el alcantarillado

Según aumenta la población que habita en un espacio, también aumentan los desechos que son necesarios evacuar. Por esta razón, las redes de saneamiento deben estar bien diseñadas y resulta fundamental su correcto mantenimiento. La serie de conductos y tuberías subterráneas que componen los sistemas de alcantarillado se encargan de recolectar las aguas de desecho y transportarlas de forma segura y rápida a un lugar donde no afecte a la salubridad de su población.

Habitualmente, estas aguas son encauzadas hacia una planta en la que se les somete a un proceso de tratamiento. Este tratamiento de las aguas residuales suele consistir en una oxidación de la materia biodegradable con el fin de estabilizarla, quitarle el poder nocivo que conllevan y poder disponer de ellas de forma segura, sin riesgos a la salud humana.

Las aguas negras provenientes de la actividad humana e industrial, pueden producir enfermedades infecciosas y afectar a la salud y el medio ambiente. Por esta razón deben ser tratadas antes de descargarlas en ríos, lagos, etc., o de ser reutilizadas para la agricultura, el riego de jardines u otras actividades.

El sistema de alcantarillado resulta determinante para la correcta conducción de las aguas residuales. Sin él, veríamos comprometida en multitud de ocasiones nuestra salud y bienestar. Por esta razón, debemos invertir en cuidar y mantener nuestras redes de saneamiento a fin de que sigan cumpliendo su función de manera efectiva.

La importancia del alcantarillado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cinco =