Si tu sistema de fontanería produce olores desagradables, no es algo raro y es un problema que enfrentan muchos propietarios de viviendas. Sin embargo, puede ser difícil identificar su causa. Podría ser una simple acumulación de bacterias, un atasco en el sistema, o ser algo mucho más grave, como una fuga de gas de alcantarillado, por lo que es importante investigar la causa del problema para encontrar una solución adecuada.

Estas son las razones más comunes por las que tu sistema de fontanería puede generar malos olores. Algunas pueden ser resueltas fácilmente, mientras que otras requerirán la intervención de un fontanero profesional. Si notas un olor desagradable en tus desagües, es importante abordar el problema de inmediato para evitar mayores complicaciones.

Razones más comunes de los malos olores en tuberías

 

1. Acumulación de bacterias y biofilm bacteriano.

La presencia de un mal olor en tu sistema de fontanería puede ser muy desagradable y frustrante. Una de las causas más comunes es la acumulación de bacterias y biofilm en los desagües. Estos residuos como por ejemplo los artículos de higiene personal, son arrastrados por el agua hasta quedarse atrapados en el desagüe donde se pueden acumular, formando una película bacteriana que emite un olor fuerte y desagradable. Aunque el olor no proviene directamente del biofilm, sino de las bacterias que lo habitan.

Afortunadamente, hay soluciones simples que puedes intentar antes de recurrir a productos químicos agresivos. Puedes verter agua caliente, seguida de vinagre blanco y bicarbonato de sodio en el desagüe. Luego, dejar reposar la mezcla durante unos minutos y enjuagar con agua caliente. Si esto no resuelve el problema, es posible que necesites contactar con nuestros fontaneros para limpiar y eliminar las obstrucciones en tus desagües.

2. Problemas con la tubería “Sifón”.

Si el mal olor proviene de un desagüe que no se ha utilizado en mucho tiempo, una solución simple puede ser dejar correr el agua para llenar el sifón y así evitar el problema. En las tuberías de desagüe, se instala una tubería en forma de cuello de cisne para evitar que el gas del alcantarillado regrese por el desagüe. Sin embargo, cuando no se usa dicho desagüe, el agua del sifón se evapora, lo que permite que el gas pase por este y cause el mal olor.

Para evitar que esto suceda, es importante correr agua en cada uno de los desagües de tu hogar al menos una vez al mes. Esto ayudará a que los sifones permanezcan llenos de agua, evitando que el gas del alcantarillado produzca malos olores.

Tuberias

3. Juntas sueltas.

Si tu inodoro desprende un mal olor a cloaca, es probable que se deba a juntas defectuosas o rotas. El desagüe del inodoro está sellado en dos partes para evitar la entrada de olores desagradables al baño. Si alguna de ellas está mal ajustada o rota, dicho olor a aguas residuales puede penetrar fácilmente. Si no estás seguro de que exista un problema con los sellos, puedes verificar si la taza del inodoro no se llena por completo, lo que podría indicar una junta rota.

En el caso de encontrar juntas sueltas, puedes utilizar masilla para solucionar el problema de manera rápida y económica. Sin embargo, si las juntas están rotas o hay un problema más grave, deberás llamar a un fontanero para que te ayude a solucionarlo.

4. Triturador de basura.

La acumulación de restos de comida en el triturador de basura de la cocina puede generar un olor desagradable a moho o podrido. Si detectas este olor, es hora de limpiar tu triturador. Para hacerlo, simplemente debes dejar correr agua fría durante aproximadamente 30 segundos. Para complementar, también puedes utilizar cubitos de hielo para limpiar los restos de comida, y añadir algunas rodajas de limón o lima te ayudará a crear un aroma cítrico que disimule ese mal olor que previamente había.

5. Restos de grasa.

Si la grasa se acumula en el desagüe del fregadero de la cocina, esto puede generar un desagradable olor a basura o moho cuando se solidifica, por lo que es fundamental nunca echar grasa por el desagüe. Para solucionarlo, puedes verter 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio sobre este, seguidas de vinagre y por último, una olla de agua hirviendo. Esta mezcla descompondrá la grasa acumulada, mientras que es arrastrada por el agua.

6. Problemas de rotura en la tubería de alcantarillado

En caso de tener un problema de olor a aguas residuales en el hogar, es importante tener en cuenta que puede deberse a un problema subyacente en la tubería del alcantarillado. Una rotura en esta tubería es una situación desastrosa, ya que puede causar múltiples daños, los cuales pueden resultar muy costosos de arreglar. Estas roturas pueden ser ocasionadas por diferentes factores, como por ejemplo atascos que aumentan la presión en las tuberías, las raíces de árboles que perforan la tubería o incluso una tubería que se hunde en el suelo y se parte.

Cuando se presenta este problema, lo más común es que se perciba un olor desagradable a aguas residuales, indicando que las aguas residuales se están filtrando de las tuberías. Es importante tener en cuenta que la única forma de arreglar una rotura de tubería en la línea de alcantarillado es mediante la contratación de una empresa especializada en servicios de fontanería.

Tuberias

Es común encontrar desagües obstruidos y con mal olor en Sevilla, aunque en algunos casos es posible prevenir y solucionar el problema con sencillas medidas de limpieza. Sin embargo, cuando el problema está fuera de control, el mal olor puede ser señal de un problema mayor que requiere la inspección y reparación por parte de un fontanero calificado.

En Ovical contamos con un equipo disponible para ayudar a identificar la causa del problema y crear una solución para los desagües malolientes. No dudes en ponerte en contacto con nosotros hoy mismo y permite que mejoremos la plomería de tu hogar.

Contáctanos por medio de nuestro formulario de contacto:

https://ovical.com/contacto/

¿A qué se deben los malos olores en las tuberías?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − tres =