desbordamientos de agua

Finalmente, estamos disfrutando de temperaturas más cálidas; sin embargo, no podemos ignorar la llegada de las lluvias que, en muchas ocasiones, pueden desencadenar inundaciones. El exceso de agua puede provenir de distintas fuentes, como la lluvia, el subsuelo, un alto nivel freático, la acumulación en el alcantarillado, e incluso de la crecida de un arroyo. Si no se toman medidas preventivas, las inundaciones pueden causar graves daños materiales y personales.

Con el fin de ayudarte a estar preparado para estas desfavorables situaciones, hemos preparado una lista de medidas que puedes tomar para proteger tu hogar en caso de una posible inundación. Si bien estas medidas pueden implicar una inversión económica, a largo plazo, podrán ahorrarte mucho tiempo y dinero en reparaciones más costosas.

Consejos para proteger tu hogar de inundaciones.

1. Limpia los canales y bajantes.

Los canales y bajantes cumplen una función crucial al desviar el agua lejos de tu hogar, especialmente de los cimientos, los cuales son vulnerables ante el exceso de agua. Si los cimientos de tu hogar resultan dañados por la acumulación de agua, las reparaciones pueden ser costosas y complejas. Es importante tener en cuenta que las hojas y otros residuos pueden obstruir los canales y bajantes, impidiendo el flujo del agua. Además, cualquier daño en estos, puede ser igualmente problemático y aumentar el riesgo de inundaciones.

2. Inspecciona el tejado y los cimientos.

No es necesario ser un profesional en el área de la construcción o techado para realizar una inspección visual básica en tu hogar. Comprueba si hay agujeros evidentes en el tejado, si faltan tejas o si hay alguna dañada. En caso de que detectes algún problema, puedes intentar solucionarlo tú mismo o contactar a un experto en techado para que lo haga por ti. Asimismo, inspecciona visualmente los cimientos de tu hogar en busca de grietas o humedad. Asegúrate de que no hay áreas alrededor de los cimientos que puedan retener agua en caso de fuertes lluvias. Si tu jardín se inclina hacia la casa o hay alguna zona hundida alrededor de los cimientos, es importante solucionarlo a la brevedad posible.

3. Instala válvulas antirretorno.

En caso de una inundación, los desagües exteriores pueden saturarse y desbordarse con rapidez, lo que ocasiona el riesgo de que el agua de la inundación contaminada con aguas residuales, productos químicos y otros desechos, pueda subir a través de los desagües y entrar a tu hogar por medio de los inodoros y lavabos. Para prevenir esto, un fontanero puede instalar válvulas antirretorno en los desagües y tuberías para asegurar que el agua fluya en una sola dirección, evitando así que ingrese a tu hogar.

4. Inspecciona tus puertas y ventanas.

Con el paso del tiempo, es común que las casas envejezcan y aparezcan fugas en las ventanas cuando llueve. Los cambios de temperatura a lo largo del año, la exposición al sol, el viento, la lluvia y el asentamiento natural de la casa pueden afectar los marcos, juntas de acristalamiento y otros espacios, generando daños y posibles fugas de agua que puedan derivar en inundaciones durante la temporada de lluvias.

Por otro lado, las puertas de entrada también representan otro punto vulnerable de la casa ante fuertes lluvias, ya que podrían generar fugas de agua e inundaciones si no están equipadas con los elementos adecuados, como burletes de goma y barredores. Aun en el caso de no haber experimentado problemas de fugas de agua relacionadas a las ventanas y puertas, es importante que dediques unos minutos para inspeccionarlas y tomar medidas preventivas que eviten posibles inundaciones.

5. Ten sacos de arena a la mano.

En época de fuertes lluvias, los sacos de arena son una herramienta efectiva para redirigir el flujo de agua y proteger tu propiedad de inundaciones. Sin embargo, es fundamental que su disposición en el terreno sea adecuada, ya que si no se colocan correctamente, pueden provocar que el agua se acumule en lugares no deseados en vez de desviarse. Afortunadamente, los sacos de arena son una opción económica y es una buena idea tenerlos siempre a mano en caso de alguna emergencia.

6. Eleva los elementos eléctricos.

La combinación de electricidad y agua puede ser peligrosa y costosa. Es por eso que es importante tomar medidas para elevar los elementos eléctricos y reducir el riesgo de que el agua los dañe en caso de inundaciones y pueda generar algún cortocircuito. Elevar los enchufes y aparatos eléctricos del suelo puede protegerlos de que sean menos propensos a sufrir el impacto de una inundación de bajo nivel, por lo que es aconsejable que un electricista experimentado realice esta tarea para garantizar mayor seguridad.

Si deseas obtener más recomendaciones para prevenir las inundaciones durante épocas de lluvias intensas o programar la limpieza de tu sistema de drenaje, ¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros! En Ovical estamos a tu disposición las 24 horas del día, los 365 días del año, para atender cualquier emergencia relacionada con la fontanería.

Contáctanos al 800 082 455 o escríbenos por medio de nuestro formulario de contacto para solicitar presupuesto sin compromiso.

https://ovical.com/contacto/

¿Cómo proteger tu hogar de los desbordamientos de agua en época de lluvias?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + 7 =