Guía para solucionar la baja presión de agua en casa

 

¿Te cuesta lavar los platos o disfrutar de una ducha refrescante debido a la insuficiente presión de agua? La baja presión de agua no es solo una molestia menor; podría señalar problemas subyacentes dentro del sistema de fontanería de tu hogar.

La presión de agua se refiere a la fuerza ejercida por el agua en un sistema de fontanería o de tuberías. Se mide en unidades de presión, como libras por pulgada cuadrada (psi) o bares, y generalmente se mide donde el agua ingresa a tu hogar desde la válvula principal, ya sea desde una fuente municipal o un pozo.

Contar con una presión de agua adecuada es crucial, especialmente cuando se utilizan múltiples accesorios y electrodomésticos de manera simultánea. Imagina no poder poner el lavavajillas mientras te duchas, una presión de agua adecuada asegura que puedas hacer ambas cosas eficientemente.

Consecuencias de la presión de agua alta y baja

La presión del agua en el sistema de fontanería de un hogar es un factor importante que puede tener un impacto significativo en su funcionamiento. Cuando la presión del agua es demasiado alta, puede generar una serie de problemas que van desde la tensión excesiva en las tuberías hasta daños en los electrodomésticos. Estos altos niveles de presión pueden causar grietas en las tuberías, fugas y un estrés innecesario en los sellos y conexiones de los dispositivos.

Uno de los efectos más evidentes de una presión de agua excesiva es el desperdicio de este importante recurso. Las fugas y las grietas en las tuberías pueden resultar en una pérdida considerable de agua, lo que no solo es perjudicial para el medio ambiente, sino que también puede inflar significativamente las facturas de agua del hogar. Además, el exceso de presión puede acortar la vida útil de los electrodomésticos, como lavadoras, lavavajillas y calentadores de agua, ya que tienen que soportar una carga excesiva durante su funcionamiento.

Por otro lado, una baja presión de agua también puede tener consecuencias perjudiciales. Este problema puede originarse por diversas razones, como conductos de agua dañados, obstrucciones en las tuberías o problemas localizados dentro del hogar. Cuando la presión del agua es baja, puede causar un suministro insuficiente para las necesidades diarias, como ducharse, lavar platos o regar el jardín. Esto puede ser especialmente frustrante y afectar negativamente la calidad de vida de las personas que viven en el hogar.

 

 

Problemas comunes de baja presión de agua en el hogar

1. Problemas con la ducha: Si tu ducha dispensa agua de manera irregular o en un goteo débil, es posible que los depósitos minerales estén obstruyendo el flujo. Retira la ducha y limpia el filtro para aliviar el problema. Alternativamente, puedes remojar la ducha en una solución de vinagre blanco y agua durante la noche. Ajustar el regulador de presión también puede mejorar el flujo de agua.

2. Caídas repentinas de presión: Esto podría indicar un conducto obstruido. La acumulación de minerales, óxido y otros desechos puede impedir el flujo de agua dentro de las líneas de suministro. Limpiar estas obstrucciones requiere la experiencia de un fontanero profesional, quien puede determinar si la tubería necesita limpieza o reemplazo.

3. Problemas con el agua caliente: Si la presión de agua disminuye al usar agua caliente, esto puede ocurrir debido a varios factores como por ejemplo el uso de un calentador de agua de tamaño insuficiente, la acumulación de sedimentos en el calentador o en las tuberías. Un fontanero puede inspeccionar tu calentador de agua para identificar la causa raíz.

4. Preocupaciones por la corrosión: La baja presión de agua podría derivarse de una fontanería corroída, especialmente en sistemas envejecidos susceptibles a la deterioración por sulfatos y sedimentos. Una inspección completa de fontanería puede identificar fugas y reparar las tuberías corroídas.

 

 

Busca asistencia profesional

Si estás lidiando con baja presión de agua en tu hogar, ¡No te preocupes!, en Ovical somos profesionales en fontanería. Con servicios como la instalación de bombas de refuerzo de agua, podemos revitalizar tu presión de agua y asegurar que tu sistema de fontanería funcione de manera óptima.

No permitas que la baja presión de agua dañe tu rutina diaria, toma medidas proactivas para abordar el problema y restaurar el flujo de agua óptimo en tu hogar.

Ovical, estamos aquí para brindarte servicios de fontanería confiables y eficientes. Contáctanos hoy mismo para garantizar el buen funcionamiento de tu sistema y disfrutar de la tranquilidad que te mereces. ¡Tu satisfacción es nuestra prioridad!

¡Contáctanos al 800 082 455 o escríbenos por medio de nuestro formulario!

https://ovical.com/contacto/

Guía para solucionar la baja presión de agua en casa
Etiquetado como:             

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + 20 =