red de evacuación de aguas

Los elementos auxiliares de una red de evacuación de aguas resultan fundamentales pues aseguran el correcto funcionamiento de la misma. Destacan en este sentido los sifones, sumideros, canalones, botes sifónicos, arquetas y pozos. Cada uno de ellos desempeña una función específica que garantiza la rápida evacuación de las aguas asegurando unas condiciones higiénicas adecuadas en su vivienda, local, empresa…

Elementos Auxiliares de la Red de Evacuación de Aguas

El sifón es un cierre hidráulico que impide que el aire de la red de evacuación se mezcle con el de la edificación en la que se encuentren instalados los sanitarios que desaguan en la red. Entre sus funciones está la de permitir el paso de la materia sólida que arrastran las aguas residuales de forma fácil impidiendo que queden retenidas en él.

Existen distintos tipos de sifones en función de cada instalación:

red de evacuación de aguas

Los sifones deben llevar en la parte inferior una tuerca de registro que permita su limpieza.

Otros cierres hidráulicos que forman parte de la red de evacuación de aguas son los botes sifónicos, que acumulan varios desagües como por ejemplo el de la bañera, lavabo y bidé en un cuarto de baño; el sifón botella, que tiene una mayor capacidad y suele utilizarse en fregaderos o lavaderos; los sumideros, que tienen una rejilla de entrada y recogen las aguas a ras de suelo (terrazas, patios, garajes…); y los canalones pluviales que recogen las aguas de lluvia de tejados y cubiertas.

En cuanto a las arquetas y los pozos, su función fundamental es la de canalizar de manera rápida y fácil las aguas residuales hasta la red de alcantarillado urbano.

Arquetas

En este sentido, existen distintos tipos de arquetas:

  • Arquetas a pie de bajante: que son aquellas que enlazan los bajantes de la red de evacuación con los colectores por lo que cada bajante tiene la suya. Puesto que suele estar enterrada, y que presenta un punto conflictivo de la red de evacuación, es necesario que pueda poder registrarse en caso de necesidad. La tapa de este tipo de arquetas suele estar fabricada en hormigón con armaduras y descansa sobre un perfil metálico, enfoscada y bruñida interiormente con mortero de cemento.
  • Arquetas de paso: son las que se colocan en los encuentros de colectores siempre que haya cambio de dirección, de sección o pendiente, o bien en tramos rectos de colector cada 15 o 20 metros. La última de las arquetas de paso recibe el nombre de “arqueta principal” que, en algunas ocasiones sustituye al pozo de registro.
  • Arqueta sumidero: es la que sirve para la recogida de aguas de lluvia, riego… Su entrada por la parte superior es de rejilla desmontable y deben estar comunicadas con una arqueta sifónica. Suelen instalarse a la entrada de los garajes, en cubiertas transitables…

Arqueta sifónica: su función es la recogida tanto de aguas fecales como pluviales o mixtas y conducirlas a la red de evacuación urbana.

En cuanto a los pozos, existen de dos tipos: de registro, que centraliza la recogida de la red inferior y la canaliza hasta la red urbana, o de resalto, que compensa las las diferencias entre cotas de la red interior y la urbana.

En Ovical, empresa especialista en desatascos en Sevilla, somos especialistas en el mantenimiento, limpieza y reparación de la red de evacuación de aguas. No dude en consultarnos y pedir presupuesto sin compromiso.

Red de Evacuación de Aguas: elementos auxiliares
Tagged on:                 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + 7 =